Protocolo

¡Conviértete en la invitada perfecta!

¿Vas a asistir a una boda y quieres ser la invitada perfecta? ¡Entonces esto te interesa!, ya que en este post podrás encontrar varios consejos que harán que todo el mundo quiera tener a una persona como tú entre los invitados a su boda.

Nada de blancos y negros

Si vas a una boda olvídate de los vestidos de color blanco o negro, ya que la primera tonalidad está reservada para la novia, mientras que el negro es el color empleado en los funerales, por lo que puede resultar de mal gusto utilizarlo.

Apuesta por los cortos

Los vestidos largos suelen llevarlos las madrinas, las testigos y las hermanas del novio, principalmente. Por ello, lo mejor es que te decantes por un traje corto.

Bolsos pequeños

Los bolsos XL son ideales para ir de compras, pero en las bodas lo mejor es que complementes tu vestuario con un bolso de mano elegante y discreto.

¿Pamela o tocado?

Si la boda a la que te han invitado se va a celebrar por la tarde-noche y estás pensando en ponerte una pamela ¡descarta esa idea de inmediato! Piensa que estos elegantes sombreros solo pueden utilizarse en las ceremonias diurnas. Por la noche, en cambio, un bonito tocado te sentará estupendamente.

Ante todo, discreción

En una boda la novia debe ser la estrella, por lo que no estaría bien que le quitaras el protagonismo. Por ello, lo mejor será que huyas del exceso de joyas, del maquillaje especialmente vivo y de los vestidos demasiado llamativos.

¿Has visto qué fácil es ser la invitada perfecta poniendo en práctica estos pequeños consejos?