Consejos

¡No dejes que tus vestidos de fiesta se queden en el armario!

¿Has asistido a varias bodas y ahora te das cuenta de que tienes multitud de vestidos en el armario que no han sido usados más que una vez? ¡Pues eso no puede ser!, ya que los vestidos que nos compramos para acudir a un enlace matrimonial suelen tener un precio algo elevado, por lo que es mejor sacarlos del armario y darles otros usos.

¿Cómo? Para empezar, si optaste por lucir un vestido largo, llévalo a una casa de costura para que te lo acorten y sea más llevadero, ya que los vestidos largos son, en ocasiones, muy elegantes y no resultan apropiados para cada día, mientras que un traje corto es mucho más fácil de llevar.

Otra opción consiste en hacerle algunos pequeños cambios para usarlo en otro tipo de eventos sin que se note que repites modelito. Para ello, puedes añadirle un broche, algunos botones o un bonito encaje que haga que parezca un traje distinto y puedas volver a utilizarlo.

No obstante, si tu traje es demasiado elegante para llevarlo a diario y no se le puede hacer ningún arreglo concreto para que cambie radicalmente, siempre puedes revenderlo, ya que hoy en día en Internet existen multitud de tiendas on-line donde multitud de personas compran ropa de segunda mano. ¡No pierdes nada por intentarlo!