Protocolo

¿Cómo se reparten los gastos de una boda?

Aunque hay muchas tradiciones concernientes a las bodas que ya se están perdiendo, existen muchas familias que aún hoy las ponen en práctica cuando alguno de los miembros decide contraer matrimonio. Uno de estos aspectos es el tema de los gastos, los cuales, hasta hace algunos años, solían repartirse entre los padres del novio y los de la novia. Sin embargo, aunque esta práctica esté empezando a quedar en desuso, todavía hay quienes hacen caso de ella, por lo que hoy queremos comentarte qué miembros de la familia deben correr con unos gastos y no otros si lo que quieres es celebrar una boda de lo más tradicional.

Los padres del novio

El ramo de la novia, el banquete, las alianzas de boda y el viaje de novios son gastos que siempre han correspondido a los padres del futuro marido, aunque, en muchas ocasiones y debido a que el banquete suele ser lo más caro, este se ha dividido entre ambas familias.

Los padres de la novia

Según la tradición, los padres de la futura esposa deberán desembolsar la cantidad económica necesaria para cubrir el precio del vestido de la novia, de su ajuar y del peinado que lucirá el día del enlace; de las flores, de la música, de las invitaciones y del alquiler del coche o del medio de transporte que ella utilice para llegar hasta el lugar donde se celebrará la ceremonia.

Como ves, hasta hace algún tiempo los gastos con los que debía correr cada familia estaban muy delimitados. Sin embargo, en la actualidad las cosas son distintas y ahora suelen ser los novios quieres realizan la mayor inversión. Lo mejor es adaptarse a las circunstancias de cada uno y no forzar la situación.