Tradiciones

Árbol de huellas para tu boda

Hace meses que vemos cómo los tradicionales libros de firmas, donde los invitados dejan constancia de su presencia en la boda y sus buenos deseos para la feliz pareja, comienzan a transformarse hasta convertirse en propuestas absolutamente diferentes e innovadoras. Si a esto le sumamos la tendencia, producto de la crisis, del “hazlo tú misma”, nos encontramos con esta magnífica idea: el árbol de huellas.

Se trata de algo tan simple como un gran papel en el que imprimiremos un árbol sin hojas, su tamaño dependerá de la cantidad de invitados que tengamos a nuestra boda. Otra cosa a tomar en cuenta es que el papel sea de una resistencia considerable.

Este árbol se colocará tal como si fuera un libro de firmas, en una mesa ubicada de tal forma que todos los invitados lo vean y tengan la oportunidad de dejar en él su huella. Y cuando decimos huella lo decimos literalmente, ya que sobre la mesa pondremos varias almohadillas con tintas de colores para que las hojas del árbol sean las huellas dactilares de nuestros invitados.

También pondremos pinturas y bolígrafos para que junto a la huella dactilar dejen sus firmas para saber de quién es cada una. No olvides dejar los pañuelos húmedos para que tus invitados puedan limpiarse al terminar. Y lo mejor de esta idea es que después de la boda puede ser enmarcado y formar parte de la decoración de tu nuevo hogar. Si te gustó la idea puedes descargar la plantilla en la que está diseñado el árbol de la imagen que ilustra este artículo.