Organización

Bodas originales en el Monasterio de Piedra

Celebra una boda de ensueño en el Monasterio de Piedra

Las bodas son acontecimientos únicos y unos eventos plagados de magia, ilusión, amor y romanticismo. Es por ello que se merecen ser celebrados en entornos tan idílicos como el Monasterio de Piedra.

Un lugar que a mí me ha dejado fascinada debido no solo al paisaje repleto de bosques, cascadas, flora y fauna que lo rodean, sino también a sus instalaciones.

Y es que en el Monasterio de Piedra, ubicado en la bella ciudad zaragozana de Aragón, se pueden hallar salones para eventos realmente maravillosos que cuentan con una larga y enigmática tradición. Unos escenario que, siglos atrás, fueron utilizados como alojamiento por los monjes del Císter y que, en la actualidad, han convertido al Monasterio de Piedra en uno de los monumentos más llamativos y emblemáticos de Aragón.

Es así como este enclave que nos permite viajar hasta la Edad Media sin subirnos en una máquina del tiempo se ha convertido, en mi opinión, en uno de los mejores lugares de España para celebrar bodas originales y poco tradicionales que huyen de los estereotipos y que se trasladan hasta un rincón plagado de magia tremendamente romántico.

Además, en el Monasterio de Piedra podrás gozar de todas las comodidades necesarias para celebrar una boda perfecta, así como de un sinfín de salas en las que festejar tanto la ceremonia como el banquete y de un total de 62 habitaciones en las que podrás disfrutar del inicio de una fantástica Luna de Miel. Unos espacios que también podrán ser aprovechados por los invitados que deseen gozar de una estancia en un enclave idílico.

Monasterio de Piedra

Otro de los aspectos que me ha encantado del Monasterio de Piedra han sido sus jardines, sobre todo el Rincón del Poeta, un espacio al aire libre con vistas a un parque natural en el que todos los asistentes a tu casamiento podrán degustar un rico aperitivo rodeados de naturaleza y cascadas. ¿No te parece un entorno idílico?

Y es que, en la actualidad, ya no es necesario que nos intercambiemos las alianzas con nuestra pareja en una iglesia tradicional, sino que trasladarnos hasta la recóndita Edad Media para celebrar una boda original y rompedora es, a día de hoy, algo totalmente posible gracias a las instalaciones que ofrece el Monasterio de Piedra.