Tradiciones

Bodas rusas: glamour y opulencia

Russia map with vector icons

Pese a que los casamientos occidentales cuentan con un sinfín de tradiciones, conocer otras culturas dentro del universo de las bodas siempre resulta útil para encontrar nuevas ideas y descubrir cómo se casan los enamorados en otros lugares, motivo por el cual hoy voy a hablarte de las bodas rusas.

Unos festejos donde el glamour, la opulencia y el gasto de grandes cantidades de dinero son los auténticos protagonistas debido a que organizar una boda repleta de carísimos elementos suele ser el principal objetivo de los novios procedentes de este gigantesco país.

Además, hoy en día ya no es necesario viajar hasta la Plaza Roja de Moscú para presenciar las bodas rusas, ya que son muchos los habitantes de este país que viajan hasta otros lugares del mundo para festejar un enlace típico de Rusia.

Las tradiciones de las bodas rusas

Al igual de lo que ocurre en el resto del mundo, en Rusia también se están perdiendo muchas tradiciones relacionadas con el universo de las bodas. Y es que, antaño, se llevaba a cabo el ritual del cortejo, mediante el cual los casamenteros se encargaban de buscar a la novia ideal para el futuro esposo e, incluso, de organizar la ceremonia. Una tarea que, a día de hoy, es llevada a cabo por las agencias matrimoniales.

Asimismo, hace algunos años los novios no podían verse sin la presencia de los padres y, además, eran ellos los encargados de organizar el enlace matrimonial.

Cuando llegaba el gran día, la celebración de las bodas rusas solía durar varios días y estaba compuesto por multitud de rituales.

Las bodas rusas en la actualidad

Son muchas las tradiciones de las bodas rusas que ya han quedado atrás. De hecho, hoy en día la gran mayoría de las parejas rusas que deciden casarse se centran en la organización de bodas personalizadas que tengan relación con su historia y no suelen tardar más de cuatro meses en organizarlas. Asimismo, los amantes suelen optar por festejar casamientos diseñados por un experto en la materia y por no escatimar en gastos, ya que la opulencia es la principal premisa de las bodas rusas, algo que a la gran mayoría de nosotras nos encanta pero que no todas nos podemos permitir.