Consejos

Bye bye estrés

Lotus Pose

Aunque una boda está repleta de elementos que hay que tener muy en cuenta durante su organización, no es conveniente que te estreses con los preparativos previos a la ceremonia, ya que, pese a que resulta común que las novias se vean saturadas por todo lo que conlleva un enlace, con una buena organización y algo de paciencia podrás gestionar una boda sin estrés y disfrutar a tope el momento. ¡Descubre cómo hacerlo!

Toma tus propias decisiones

Aunque es fácil dejarse influenciar por los invitados,  familiares y amigos, los aspectos concernientes a tu boda deben ir acordes a tus gustos, por lo que olvida lo que piensan los demás, ya que, si te encuentras con opiniones muy diversas sobre determinados temas, lo único que conseguirás será liarte y ponerte de los nervios.

Tu boda no es tu vida

Aunque los preparativos de la ceremonia estarán presentes en tu día a día, no debes dejar que la boda sea lo más importante de tu existencia, ya que solo conseguirás agobiarte. Sigue realizando las mismas tareas que hacías antes, ve al cine, sal a pasear, date un capricho y no centres toda tu atención en el enlace.

Tu pareja es una ayuda, no un estorbo

Hay mujeres que piensan que la boda se organizará mucho mejor si su pareja no interviene. Sin embargo, que la novia sea la protagonista del enlace no significa que también deba acarrear con toda la gestión. No hay que olvidar que la otra persona también forma parte del evento y que, sin ella, la celebración del casamiento no sería posible. ¡Deja que también se involucre!

  • Pingback: ¿Cómo es una persona adicta al sexo? | Blog Ellas