Organización

Casarse en un iglú no es tan difícil como parece

Depositphotos_2134553_s

En nuestra eterna búsqueda de la boda original, quizás nos haya pasado por la cabeza el casarnos al estilo esquimal… Pues bien, gracias a las posibilidades que nos ofrece el hotel Kakslauttanen es algo mucho más asequible de lo que puede parecer.

Con un nombre que nos llevará un buen rato aprender a pronunciar sin saltarnos ninguna letra, Kakslauttanen, situado en Laponia (concretamente en el sector montañoso de Saariselkä), se denomina a sí mismo un “pueblo de iglús”. El objetivo de este complejo en forma de resort es ofrecer a los visitantes la experiencia de vivir como si se encontraran en un pueblo lapón durante los días que dure su estancia: podemos elegir entre tradicionales cabañas de madera hechas con troncos o incluso diferentes tipos de iglú. Y no se quedan sólo en esto, sino que además ofrecen una serie de servicios adicionales entre los que se cuentan el que nos interesa: la celebración de ceremonias de boda.

Mil y una posibilidades para un día inolvidable

En Kakslauttanen podremos celebrar el enlace en ritos como el católico, el ortodoxo, el luterano o el judío, y en inglés o en finlandés (nos ofrecen la presencia de un intérprete, tranquilos). La ceremonia en sí puede tener lugar en el escenario que elijamos: en una capilla de madera, sencilla y muy acorde con el tono general del resort, en una capilla de nieve… e incluso en emplazamientos todavía más privilegiados y originales como pueden ser la cima de una montaña o la isla Ukonkivi, en el lago Inari, considerada sagrada por el pueblo sami. Difícil resistirse a algo como esto, ¿verdad?

Las precauciones que debemos tomar si nos decidimos a celebrar aquí nuestra boda son evidentes: vamos a pasar frío, mucho frío, por lo que más vale que tanto nosotros como nuestros invitados seamos muy conscientes y vayamos preparados, con la mente y la ropa adecuadas para ello. Os recomendamos que echéis un vistazo a su página web, kakslauttanen.fi. Ya sea verano o invierno, Kakslauttanen está abierta para las parejas que quieran disfrutar de una experiencia realmente irrepetible.