Regalos

Claves para acertar con el regalo para los novios

68 Ym94X3ByZXNlbnQuanBn

Si has acudido alguna vez a una boda, seguro que, tras elegir el traje, el peinado y el maquillaje perfectos, te has planteado cuál podía ser el regalo para los novios, una cuestión que inunda las mentes de todos los invitados a un casamiento debido a que acertar con el obsequio ideal para la pareja no siempre resulta sencillo.

No obstante, a la hora de elegir un regalo para los novios, no solo será importante que pienses en cuál puede ser el presente perfecto, sino que, en esos momentos, también es importante tener en cuenta ciertas reglas que conciernen a los regalos de bodas y que pueden ayudarte muchísimo a dar en el clavo. ¡Descúbrelas y ponlas en práctica!

El dinero

Es, desde luego, el regalo para los novios al que recurren más personas debido a que resulta ideal para ayudar a los recién casados a correr con los gastos de la ceremonia y a desembolsar el importe necesario para disfrutar de una Luna de Miel de ensueño.

Es por ello que, si decides decantarte por regalar dinero, deberás tener en cuenta que este tipo de obsequio debe ingresarse en la cuenta bancaria de los novios si estos la incluyen en la invitación o, en su defecto, entregarlo en el interior de un bonito sobre para que no se pierda por el camino.

Con respecto a la cantidad, lo adecuado es entregar una cuantía con la que, al menos, pagues tu menú y el de tus acompañantes.

Los regalos originales

Si tienes confianza con la pareja, siempre puedes decantarte por un regalo para los novios original y diferente. Así, las velas con mando a distancia, los marcos de fotos electrónicos o los juegos de mesa eróticos serán unas estupendas ideas que resultarán de lo más divertidas y que podrás complementar con la entrega de algo de dinero o con otro detalle especial.

Pregúntale a los novios

¿Los futuros esposos no han hecho una lista de bodas, no han incluido un número de cuenta en su invitación y no tienes ni idea de qué puedes regalarles? En ese caso, no te cortes y, si tienes confianza con ellos, pregúntales qué necesitan. ¡Acertarás seguro!