Organización

Cómo celebrar una boda divertida

Cómo celebrar una boda divertida

Si hay algo que no falta en los enlaces matrimoniales es la alegría, ya que nos permiten demostrarle nuestro amor a la persona más especial de nuestra vida. Y, para reflejar toda la felicidad presente en estos eventos, te invito a que celebres una boda divertida plagada de risas.

Y es que, aunque entrar en la iglesia con la Marcha Nupcial de Mendelssohn de fondo está muy bien y es de lo más emotivo, no hay nada como darle un poco de “vidilla” al evento tras la celebración de la ceremonia eclesiástica o civil.

Pero, ¿qué opciones tienes para organizar una boda divertida?, ¿cómo puedes conseguir que tus invitados se lo pasen en grande? ¡Descúbrelo a continuación!

Un castillo hinchable

¿Quién dijo que los peques son los únicos que se divierten saltando sobre un castillo hinchable? Desde luego, esta atracción también es ideal para que los adultos saquen a ese niño que llevan dentro. Así que coloca un castillo hinchable de gran tamaño en el lugar donde vayas a celebrar tu banquete de bodas e invita a todos los asistentes a divertirse como nunca sobre esta atracción.

Una fiesta de disfraces

Aunque no es necesario que en la invitación de boda indiques que todos los invitados deberán acudir disfrazados al enlace debido a que esto puede resultar excesivo, sí que será una buena idea hacerte con grandes gafas, narices postizas, bigotes y pelucas para, después, colocar un photo call en el que los asistentes a tu casamiento posen disfrazados con estos divertidos accesorios.

Una sesión deportiva

El deporte no solo es perfecto para ponernos en forma y mejorar nuestra salud, sino también para festejar una boda divertida. Para ello, puedes organizar un partido de fútbol, un mini golf e, incluso, una partida de paintball. Eso sí, no te olvides de llevar ropa de repuesto para ti y tus invitados si no quieres estropear tu vestido de novia y los trajes de los asistentes a tu enlace.