Consejos

Cómo celebrar una boda maya

Main pyramid at chichen itza

¿Por qué no celebrar una boda maya de ensueño en un lugar idílico y alejado de todos los convencionalismos típicos de las ceremonias tradicionales?

Si la validez legal de tu unión no es tu máxima prioridad y lo que te apetece es celebrar una fiesta llena de símbolos sobre el amor, no dudes que las bodas mayas son tu opción perfecta. Un vestigio de la belleza de la tierra de los mayas que ha llegado hasta el universo de los enlaces matrimoniales.

Y es que una boda maya es un rito arcaico que es considerado como un paso del hombre de lo profano a lo sagrado y que se lleva a cabo bajo la bendición de los dioses. Un evento que solo dura una media hora y que es dirigido por un chamán maya.

No obstante, lo que más ha llamado mi atención de las ceremonias de boda maya es su ritual tradicional, el cual empieza cuando el chamán presenta a los novios en todas las direcciones: la energía cósmica arriba, la madre Tierra abajo, los cuatro vientos y el interior de sus corazones, templos del amor del Ser Superior.

Además, la escenografía de la boda maya también contribuye a su majestuosidad, sobre todo cuando los invitados rodean a la pareja y el chamán lanza flores y bendiciones.

Asimismo, una boda maya te proporcionará un escenario de ensueño que te dará la oportunidad de sentir que te estás casando en un lugar mágico, donde se mezclan las flores, las velas, las calabazas y las ofrendas (arroz, frijoles, maíz y fruta) que los novios intercambian como votos.

Finalmente, me gustaría hacer una especial mención a la música, ya que esta también contribuye a convertir una boda maya en una celebración casi de estilo mágico que nunca olvidarás. ¿Cómo? Pues a través de los cánticos y los ritmos que se desprenden de instrumentos tradicionales como los caracoles, las flautas, las sonajas y los tambores, las herramientas perfectas para atraer a los dioses, quienes verterán todas sus bendiciones sobre los novios.