Consejos

Cómo conseguir arroz de colores para la boda

colored rice

Los tiempos y las tradiciones están cambiando, incluso una tan antigua como el arrojar arroz a la salida del lugar donde acaba de celebrarse la boda. ¿Queréis dar una sorpresa a los novios? ¡Probad a teñirlo de colores!

Antes que nada, debemos aclarar lo que probablemente estéis pensando: el arroz de colores no mancha la ropa. Siempre y cuando se tiña adecuadamente, claro está. Hoy os vamos a enseñar un par de métodos que evitarán que la sorpresa se torne desagradable cuando la novia descubra su inmaculado vestido convertido en poco menos que el traje del payaso de Mikolor.

Teñir con colorante alimenticio

Lo más sencillo para nosotros puede ser teñir el arroz de boda utilizando los conocidos colorantes alimenticios, que podemos encontrar en tonalidades muy diferentes. No tendremos dificultad en comprar en cualquier supermercado o tienda de semillas esos colores que tenemos en mente. Para emplear este método, lo primero que tendremos que hacer será poner agua a hervir. Una vez esté hirviendo, echaremos en ella los colorantes y pequeños puñados de arroz. Los removeremos (sin dejar que se reblandezcan, claro) y los iremos sacando colando el agua. Para finalizar debemos limpiarlos con papel y dejarlos secar sobre papel de plata, preferiblemente durante un par de días antes de la boda.

Con papel pinocho

Otra manera que tampoco entraña dificultad consiste en emplear papel pinocho, ese tipo de papel ligero y poroso que seguro que conocemos si tenemos peques en casa, ya que es muy habitual para las manualidades escolares. El método es prácticamente idéntico al anterior: pondremos agua a hervir y colocaremos el papel en ella. Una vez detectemos que el agua ha adquirido el color deseado (generalmente pasadas dos o tres horas), sacaremos el papel e iremos vertiendo los puñados de arroz. Para que éstos se sequen, es también recomendable que se queden a la intemperie por lo menos dos días.

Como última recomendación, lo mejor es comprar arroz con bajo contenido en almidón; de esta manera nos aseguraremos de no fastidiar a nadie la fiesta, ya que así habrá muchas menos probabilidades de que manche lo más mínimo.