Ellos

¿Cómo deben comportarse los hombres en una boda?

¿Cómo deben comportarse los hombres en una boda?

Cuando hablamos del protocolo en las bodas, muchas veces solo nos centramos en las reglas que atañen a las mujeres, a pesar de que los hombres también deben seguir ciertas normas cuando acuden como invitados a un enlace matrimonial.

Así que, si tú también pensabas que el protocolo y el saber estar eran temas femeninos, ya puedes empezar a quitarte esta idea de la cabeza y a descubrir cómo deben comportarse los hombres en una boda para convertirse en los invitados perfectos.

La importancia de los colores

Aunque las mujeres que asisten a una boda no pueden vestir de negro debido a que este tono se asocia al luto, en el caso de los hombres las normas son distintas, ya que ellos sí pueden lucir un atuendo de este color. No obstante, es importante que sepas que las tonalidades más oscuras deben reservarse a las bodas nocturnas, mientras que, si te han invitado a una ceremonia que va a festejarse durante el día, los tonos beiges, azules y grises claros se convertirán en tus mejores aliados.

¿Corbata o pajarita?

Para empezar, será importantísimo que no olvides que es imprescindible que la corbata forme parte de tu atuendo cuando asistas a una boda. ¿Tienes dudas y no sabes si elegir una corbata tradicional o inclinarte por lucir una pajarita? En ese caso, te aconsejo que te decantes por la primera alternativa, ya que es mucho más elegante que la segunda.

La chaqueta, esa prenda que nunca debe desaparecer

Es frecuente que, en las bodas, veamos cómo los hombres se quitan la chaqueta cuando se sientan a comer. Sin embargo, si deseas convertirte en el invitado perfecto deberás abstenerte de llevar a cabo esta acción. ¡La chaqueta hay que llevarla puesta desde el principio hasta el final de la boda!

Apuesta por la sencillez

Para convertirte en un experto en protocolo, deja a un lado los trajes y complementos demasiado estrafalarios o compuestos por colores estridentes y decántate por prendas y complementos sencillos, elegantes y sobrios. ¡Sigue estas sencillas reglas de protocolo y triunfarás!