Ellos

Cómo elegir el buotonniere del novio

buotonniere

Con este “palabro” tan raro, buotonniere, denominamos al adorno que se coloca en el ojal del novio como parte indispensable de su vestuario de boda. ¿Cuáles son las pautas básicas que tenemos que seguir para elegir uno?

Lo fundamental, como ya hemos comentado con otra clase de complementos de boda, es que se trate de un detalle no demasiado ostentoso y de buen gusto. En este caso concreto, una norma no escrita que se suele seguir es la de combinarlo con el ramo de novia; esto es, prender en el ojal una flor del mismo tipo que la que ella lleve. Podemos tratar de darle algo de significado a este detalle, escogiendo una flor que represente algo especial para la pareja o que tenga una connotación concreta. En esta página tenéis una recopilación de significados de flores muy interesante y variada, y un buen número de ellas, como veréis, encajan perfectamente con el sentido de un día tan especial.

Además de combinar con el ramo de novia, también hay que prestar atención al color de la corbata. En la medida de lo posible, si nuestra flor también encaja con ésta (sin forzarlo, sin exageraciones), mucho mejor.

Artesanía para un buotonniere especial

Como tantos otros detalles, el buotonniere se presta mucho al trabajo manual, a la posibilidad de elaborar uno de manera artesanal: flores de tela, lazos… Si somos hábiles podemos lanzarnos a ello; como regalo para nuestra pareja puede ser un bonito detalle. Si no nos atrevemos por nosotros mismos pero estamos decididos a buscar algo original, tenemos numerosas opciones en páginas de productos artesanales como Etsy.

Además, el buotonniere no tiene por qué ser exclusivo del novio. No es nada inusual que los padres de él y ella o el padrino de boda lleven uno, y en este caso la opción de encargarlo a un artista, para que haya homogeneidad entre todos ellos, resulta todavía más atrayente.