ConsejosOrganización

Cómo elegir el pastel de bodas adecuado

rds107380-200x300

El pastel de bodas es mucho más que una simple tarta que se hace para compartir algo dulce con nuestros invitados, este detalle dentro de nuestro banquete de bodas tiene todo un simbolismo y cierta ceremonia que proviene de antiguas tradiciones, cuando era considerado el primer alimento que compartirían los recién casados.

De esta tradición nace la costumbre que se mantiene hasta el día de hoy en que los novios deben cortarlo juntos y repartirlo entre sus amigos y familiares más queridos como una muestra de afecto y agradecimiento.

Los pasteles de bodas, como hemos visto en entregas anteriores, se pueden realizar de diversos colores, diseños, con adornos tradicionales e incluso con algunos que están más cercanos al estilo de la pareja que a las tradiciones matrimoniales de nuestros antepasados.

Lo cierto es que a la hora de encargar tu propio pastel de bodas hay un par de preguntas que debes formularte.

- ¿Dónde y cuándo ordenarlo?
Preferentemente busca pastelerías especializadas en bodas, en ellas encontrarás catálogos con fotos donde podrás seleccionar el que más se adecue a tu estilo. Encárgalo con tiempo, esto es, hasta con 4 meses de anticipación.

- ¿Qué tamaño y modelo escoger?
El tamaño dependerá exclusivamente de la cantidad de invitados que tengas en la boda, y según este número podrán aconsejarte en la pastelería de cuántos kilos debe ser el pastel. Los modelos son tantos y tan diversos que deberás escogerlos entre las fotos existentes en la pastelería o en base a alguna de ella realizar los cambios que creas conveniente para que lleve el sello distintivo de tu pareja.

- ¿Qué sabores debo elegir?
En casi todas estas tiendas de pasteles para bodas te ofrecen una muestra de sabores para que compruebes cuáles son los más indicados para ti. No escojas algo muy exótico si no sabes si tus invitados disfrutarán de ello. Lo más tradicional es escoger el pastel en una combinación de vainilla y chocolate para luego rellenarlo con crema, mermeladas, merengue, etc. El color, recuerda siempre que debe estar a tono con los colores con que realices todo el diseño y decoración de la boda. No querrás un pastel que desentone y llame extremadamente la atención.

Espero que este artículo haya sido de ayuda. En todo caso, recuerda que cada detalle de tu boda debe tener tu estilo personal, y ante eso no hay consejos que valgan. ;)