Organización

Cómo personalizar nuestro seating plan

Depositphotos_16899343_s

Cualquier detalle de nuestra boda puede ser personalizable. A veces tendemos a pensar que algunos aspectos son inamovibles, que escandalizaremos a los demás si los volvemos demasiado diferentes de lo habitual… Ya es hora de quitarse esa idea de la cabeza.

Al fin y al cabo, lo que todos queremos es que el día de nuestra boda quede en el recuerdo plasmado de la forma más vívida posible. ¿Qué mejor manera que haciendo que cada pequeño detalle diga algo de nosotros, de la pareja que se va a unir de por vida? Así que incluso el seating plan puede llevar nuestra impronta si queremos. Puede que el nombre en inglés no os suene, pero seguro que sabéis de lo que hablamos: no es otra cosa que la planificación de las mesas y los comensales en el banquete. Lo normal es que el lugar en que celebramos la boda se encargue de esto, colocando la distribución que le hayamos pasado en un tablón. Pero hay otras maneras de enseñar dicha planificación con las que sorprenderemos a nuestros invitados y les sacaremos una sonrisa…

Cine y música

Si nos gusta el cine, las series de televisión (ahora que se han convertido en el nuevo cine), el mundo audiovisual en general, podemos elaborar un seating plan en el que cada mesa lleve el nombre de una película, o convertir cada cartel en pequeñas claquetas. En el caso de que nos decantemos por la música, podemos emplear réplicas de vinilos para señalizar cada mesa y a sus comensales.

Viajar por todo el mundo… sin salir del banquete

Otra idea divertida, que no se centra en un tema tan específico como las anteriores, es la de colocar un mapamundi donde cada país represente una mesa. Así, en sentido figurado, llevaremos a nuestros invitados a recorrer el mundo. Otra posibilidad es la de escoger un escenario fantástico. Ahora que está tan de moda Juego de Tronos, ¿por qué no utilizar un mapa de los Siete Reinos y dar a cada mesa el nombre de uno de ellos? O lo mismo podemos hacer con la Tierra Media de Tolkien… ¡Nada mejor para que nuestra boda sea lo más original posible que dejar volar nuestra imaginación de esta manera!