Tradiciones

Cómo tener suerte durante el día de tu boda

Cómo tener suerte durante el día de tu boda

Cuando una pareja decide pasar por el altar, suele hacer todo lo posible por tener suerte durante su boda y conseguir que todo, absolutamente todo, sea perfecto durante ese gran día.

Es en este momento cuando entran en juego las supersticiones, unas creencias que tienen siglos y siglos de antigüedad y que aún hoy siguen vivas para muchas personas que desean tener suerte durante el día de su casamiento.

Y, aunque somos muchos los escépticos que no creemos en estas costumbres, hay quienes aseguran que la superstición nos hace mejores. ¿Será cierto? Desde luego, no tiene nada de malo poner en práctica algunos truquitos para tener suerte durante uno de los días más especiales de la vida de cualquier persona.

Una boda llena de riquezas

Son muchas las novias que, además de atraer a la suerte durante el día de su enlace, también hacen todo lo posible por conseguir que el dinero no falte en su vida durante su matrimonio. Para ello, introducen una moneda de 50 céntimos en el interior de su zapato o, incluso, la cosen en el dobladillo del vestido de novia. Otras, en cambio, optan por no casarse en una época en la que no hay cosechas, una tradición procedente de la lejana Edad Media.

Arroz para tener hijos

S deseas tener hijos y celebrar una boda tradicional, el arroz no deberá faltar en tu casamiento. Y es que, siglos atrás, los invitados se encargaban de arrojar grano sobre los recién casados, ya que este cereal se consideraba un símbolo de fertilidad.

El 11 y el 13

Aunque el número 13 siempre se ha considerado uno de los menos afortunados, son muchas la parejas de novios que, desde que tuvo lugar el atentado contra las Torres Gemelas en la ciudad de Nueva York, han optado por no celebrar su boda el día 11 de septiembre debido a los terribles acontecimientos que tuvieron lugar en el año 2001.

El poder de los amuletos

¿Tienes un amuleto que siempre te ha acompañado y que te ha permitido tener suerte en multitud de ocasiones? En ese caso, no te olvides de llevarlo contigo durante el día en el que te des el “sí, quiero”. Si siempre te ha funcionado, ¿por qué ibas a dejarlo de lado durante uno de los días más importantes de tu vida?