Protocolo

Cómo vestir para asistir a una boda otoñal

37 YXV0dW1uIGxlYXZlcyBzaGFsbG93IGRvZiAxMzA3LmpwZw==

El mes de agosto prácticamente ha tocado a su fin y, en unas pocas semanas, empezaremos a ver cómo las hojas caen de los árboles y sentiremos que el tiempo empieza a refrescar.

Y, aunque el verano es la época de los casamientos por excelencia, celebrar una boda otoñal es también una idea estupenda, ya que este tipo de enlaces huyen del sofocante calor del estío y aprovechan la belleza del otoño para darle vida a un evento lleno de magia.

¿Acabas de recibir una invitación para asistir a una boda otoñal y no sabes cómo vestirte para estar fantástica? ¡Entonces no te pierdas estos prácticos consejos!

Las últimas tendencias

Si te gusta ir a la moda, lo mejor es que, antes de adquirir las prendas que lucirás durante esta boda otoñal, te informes sobre cuáles son las tendencias de otoño-invierno 2014. Así, descubrirás que los próximos meses estarán plagados de ropa en tonos blancos y negros, de estampados y de botas altas.

¿Manga corta o larga?

Uno de los inconvenientes del otoño es que el tiempo es de lo más cambiante y tanto puede hacer frío como un calor insoportable. ¿La solución? Ataviarte con un traje de chaqueta de falda o pantalón acompañado por una bonita camisa de manga corta en una tonalidad pastel que te favorezca. Así, si tienes calor tan solo deberás quitarte la americana para estar más fresquita.

La vida en rosa

Aunque el blanco y el negro van a ser los protagonistas de la temporada, estos no son los colores mas adecuados para asistir a una boda, ya que el negro es el tono propio de los funerales y el blanco el color que lucirá la futura esposa. Sin embargo, el rosa también se convertirá en uno de tus grandes aliados si has sido invitada a una boda otoñal. Si no quieres convertirlo en el color de tu vestido, utilízalo en tus complementos y hazte con un collar y unos zapatos en rosa. ¡Estarás ideal!

Para la noche, un vestido largo

Si la boda otoñal va a celebrarse de noche, elige un vestido largo y compleméntalo con un bonito chal que te cubra los hombros y te proteja del frío si las temperaturas bajan varios grados.