Consejos

Confía en BOIRON y que las fiestas no te roben la voz

Depositphotos_27596689_m

La Navidad se aproxima y eso significa reuniones de amigos, cenas, comidas de empresa. E inevitablemente nuestra voz sufre en estos días. Si trabajamos con ella, puede ser un serio problema; unas horas de risas y charla pueden convertirse en días de dolor y ronquera. ¿Qué podemos hacer para evitarlo?

Existen numerosos remedios naturales que nos ayudan: las conocidas gárgaras, la clara de huevo, incluso algunos tipos específicos de infusiones… Todos hemos escuchado estos “remedios de la abuela”, más o menos efectivos según cada caso, y seguro que nos vienen a la cabeza cuando nos quedamos afónicos o roncos. Pero es difícil curarse si en nuestro trabajo diario seguimos utilizando una y otra vez la voz sin descanso, como sucede a ciertos colectivos.

La homeopatía también nos puede ayudar; la firma especializada Laboratorios BOIRON  posee una serie de productos pensados especialmente para esas profesiones que más esfuerzo realizan a diario con sus cuerdas vocales: teleoperadores, profesores, comerciales, locutores de radio… Si trabajamos en alguno de esos perfiles,  uno de los medicamentos más recomendados por BOIRON, por ejemplo, es Homeovox, compuesto fundamentalmente de lactosa y sacarosa, que se administra en cómodas dosis a lo largo del día. No posee contraindicaciones más allá de la hipersensibilidad que puedan tener algunas personas a ambos y es perfectamente compatible con otro tipo de tratamientos.

Decalogo¿Dónde puedo encontrar productos de BOIRON?

Una de las principales dudas que pueden surgir a quien se decide por la homeopatía es dónde encontrar esta clase de medicamentos. Tradicionalmente a lo que se suele pensar, no se encuentran en las tiendas de productos naturistas; los de BOIRON, de hecho, sólo pueden adquirirse en farmacias. De hecho, la recomendación que nos da el laboratorio es que consultemos previamente con nuestro farmacéutico o médico en caso de que padezcamos una sensibilidad ante cualquier componente, y que no dudemos en acudir a consulta si vemos que los síntomas no mejoran pasado un tiempo prudencial indicado en el prospecto.