Consejos

Consejos para celebrar las bodas de plata

Silver wedding Rings

Muchas parejas longevas encuentran en la celebración de las bodas de plata una estupenda  manera de huir de la monotonía, y sobre todo de recordarse que el amor sigue estando presente como un lazo irrompible, aunque el día a día se encargue a veces de hacer que nos olvidemos.

Aunque no es una tradición demasiado arraigada, y muchas veces se celebra como un aniversario más, no hay más que mirarlo con atención para darnos cuenta de que se trata de un acontecimiento de lo más especial. En nuestro mundo acelerado, donde las parejas tantas veces se hacen y se deshacen a la velocidad del rayo, veinticinco años juntos es una muestra de un amor férreo que merece la pena conmemorar de manera especial.

¿Qué hacen muchas parejas para celebrar sus bodas de plata? Pues lo que vendría siendo una versión reducida, menos fastuosa, de su primera boda. Generalmente se acude al mismo sitio en el que produjo aquel enlace, y también es habitual pedir a la misma persona que lo ofició que lo haga de nuevo. Asimismo, hay quien se hace entrega de nuevos anillos o regalos de boda y renueva sus votos. Eso sí, según el protocolo (también lo hay para estas ocasiones) no debe haber baile. Todo lo aprendido en el largo camino está ahora presente, convirtiendo esta ceremonia no sólo en algo simbólico, sino en una celebración de la evolución de la pareja y su historia.

Los hijos, el detalle especial

Pero hay algo que sin duda será muy diferente a la primera vez: los hijos. Ahora que están presentes y seguramente ya crecidos, pueden tomar parte activa y ser ellos quienes preparen a sus padres un discurso, les sorprendan con un brindis especial… o incluso pueden ser ellos quienes preparen la ceremonia en sí, como una forma cariñosa de rendir homenaje a quienes tanto se han esforzado por ellos. Mil y una ideas pueden hacer de las bodas de plata un momento nuevo y especial; sólo hay que echar mano de la imaginación y la creatividad.