Consejos

Consejos para colocar una barra de helados en tu boda

Ice Cream Chocolate Bar

Durante el verano, somos pocas las personas que podemos resistirnos a acercarnos a una barra de helados para deleitar nuestras papilas gustativas con los sabores que más nos gustan.

Es por ello que, si vas a casarte durante la estación estival, colocar una barra de helados en tu boda será una opción de lo más fresquita y divertida.

De hecho, no creo que haya ningún invitado al banquete de bodas que pueda evitar acercarse a esa barra de helados para degustar sus polos preferidos, ya sea niño o adulto.

Y, como estos dulces están riquísimos, hoy me gustaría ofrecerte algunos consejos para que puedas darle vida a la mejor barra de helados que tus invitados hayan visto jamás.

Sabores clásicos y modernos

Los helados de chocolate, vainilla o avellana pueden ser muy suculentos, pero estos sabores no dejan de ser clásicos y algo típicos. ¿Quieres organizar una boda innovadora? Entonces incluye, en tu barra de helados, sabores algo más extraños y atrevidos, como el de gin tonic, albahaca, chocolate con naranja, Kínder o piñones. ¡Triunfarás!

La puesta en escena

Los helados de esta barra no solo deberán estar riquísimos, sino que también tendrán que entrar por la vista si quieres que se conviertan en todo un éxito. Para conseguirlo, sitúalos sobre una bonita mesa tras la cual hayas colocado un gran cartel donde informes a los asistentes al enlace de que existe una barra de helados. Asimismo, también será importante que indiques cada uno de los sabores con un cartel y que coloques los cucuruchos y las tarrinas en una mesa aparte para que cada invitado pueda servirse lo que quiera de una forma cómoda, práctica y ordenada.

Los extras

Para darles una dosis extra de sabor y dulzura a estos helados, te aconsejo que incluyas topping y caramelo líquido en la barra, unos ingredientes que los invitados podrán extender sobre sus bolas de helado para deleitar su paladar y personalizarlas a su gusto.