Organización

Decoración de boda con plumas

plumas en la boda

Hemos hablado muchas veces de cómo utilizar las flores de mil y una maneras en nuestra decoración de boda. ¿Pero os habéis planteado alguna vez todo lo que podemos hacer con algo muy distinto, las plumas?

Es cierto que no resulta tan sencillo de conseguir, y que la mayor parte de las empresas especializadas en decoración de este tipo nos mirarán raro si les pedimos complementos hechos con plumas. Pero puede que otras nos sorprendan con esto en su catálogo… y con mil y una ideas nuevas y refrescantes.

Una de las ventajas de llevar las plumas a nuestra decoración de boda es su gran versatilidad. Utilizarlas no significa dejar de lado las flores, por ejemplo, sino todo lo contrario: pueden servir de complemento a aquéllas sin mucho problema. Además, si estamos planeando nuestra boda para otoño, las plumas de tonos amarillos u ocres pueden combinar a la perfección con hojas y flores resecas, con piñas… Multitud de complementos de temporada que le darán un toque poético, discreto y a la vez encantador, a nuestro banquete o al mismo lugar del enlace.

Como boutonniere para el novio

Otra idea original: si el novio no tiene claro qué flor elegir para la solapa, ¿qué tal una pluma? Una de pavo real puede quedar muy espectacular, pero desde luego hay muchas más opciones. Eso sí, es importante escoger colores alegres y claros. Podemos combinar la pluma de la solapa con alguna que la novia lleve en el ramo o sujeta a la muñeca.

 Plumas en los jarrones, en la distribución de las mesas…

Es posible que con todo lo que hemos comentado ya vuestra imaginación se haya desatado, ¿verdad?, y tengáis varias ideas en la cabeza. Por ejemplo, colocar plumas en los jarrones de las mesas, con flores o sin ellas; utilizar las plumas para marcar la distribución de las mesas o los nombres que queramos dar a cada una de ellas… Plumas naturales, sintéticas, de colores… Es todo un mundo por descubrir, ¡nunca imaginasteis que algo tan sencillo podría dar tanto juego!