ConsejosRegalos

Desde los ojos de tus amigos

camaradesechableboda.thumbnail

Hemos hablado anteriormente sobre la importancia de escoger con tiempo un buen fotógrafo, alguien que se adapte a nuestras expectativas, que su portafolio de trabajos anteriores lo respalde, etc., pero, hay ciertos momentos que pueden ser capturados por alguien más…

Esos momentos “detrás de cámara” son parte importante también de la boda… ¿por qué no capturarlos? Y, quien mejor que tus invitados… La idea es genial, ya que probablemente el fotógrafo y su equipo estarán un tanto pendientes de las fotos familiares, de los grupos de damas, de la decoración, etc., y puede que se pierdan ciertos momentos especiales que suceden en la fiesta, en el baile, entre amigos…

Personalmente, recomiendo que los novios consideren solicitar que alguien del equipo de fotógrafos capture este tipo de escenas, aquellas que no requieren pose, sino que son espontáneas. Sin embargo, la idea que el mismo invitado se convierta en parte activa de la recolección de recuerdos es mucho más atractiva. Es alguien que forma parte del grupo de amigos, de familiares, por lo que sabrá plasmar esa intimidad y amistad en su fotografía.

Y no sugiero que gasten una exageración, o que les pidan a sus invitados que todos lleven una cámara (esto es bueno siempre que ellos así lo deseen), sino que la solución sencilla es colocar en algunas mesas esas cámaras desechables diseñadas con una capacidad aproximada de 30 fotografías…

Les aseguro que obtendrán muchísimos recuerdos agradables. ;)