Viajes

Después de la boda, Luna de Miel en Berlín

Brandenburg Gate in Berlin

Aunque el día de la boda es uno de los más hermosos de la existencia de una pareja, lo bueno no acaba durante la celebración del enlace, ya que, después, tiene lugar la Luna de Miel, un viaje a través del cual los recién casados tienen la oportunidad de vivir su amor al máximo mientras visitan lugares de ensueño.

Y, para darte algunas ideas de lugares en los que celebrar tu viaje de novios, hoy te proponemos que visites Berlín, la capital de Alemania y una ciudad ideal para los matrimonios.

De hecho, los cruceros por los canales de Alemania son travesías muy típicas en el país y resultan de lo más románticos e ideales para celebrar una maravillosa Luna de Miel después de la boda.

Conozcamos con mayor profundidad cuáles son los enclaves de Berlín que no podrás perderte durante tu viaje de novios.

El Muro de Berlín

Es uno de los lugares más visitados de la ciudad debido a que dividió a sus habitantes durante casi 30 años. Además, aunque fue derribado prácticamente en su totalidad, todavía quedan varios restos de este muro que emociona a quienes lo contemplan.

La Puerta de Brandenburgo

Esta impresionante puerta de 26 metros de altura es un símbolo de paz y uno de los monumentos más llamativos y representativos de la ciudad de Berlín.

El Monumento al Holocausto

Al viajar a Alemania, encontrarás multitud de figuras relacionadas con la época del nazismo, como es el caso del Monumento al Holocausto, compuesto por un total de 2.177 bloques se hormigón en memoria de los judíos que fueron asesinados durante el gobierno de Hitler.