Consejos

Ejercicios para llegar espléndida a tu boda

El día de la boda es aquel en que más estupendas debemos estar, esto lleva un trabajo que tiene que comenzar unos cuantos meses antes; sobre todo si se trata de acomodar ciertas partes de tu cuerpo. Lo más importante es ver qué debes mejorar de acuerdo al tipo de vestido que hayas escogido, por eso hoy te dejamos una serie de ejercicios para cada caso en especial.

- Vestido sin tirantes: los brazos deberán estar bien fuertes y definidos, por eso debes realizar dos series de 10 flexiones inversas a ritmo lento y otras dos series rápidas.

- Vestido corto y sexy: fundamental lucir unas piernas bellas y contorneadas. El mejor ejercicio para las piernas enteras es el siguiente: en posición de ballet, levanta unos 2 cm los talones y baja sin mover las rodillas. Repite 20 veces, descansa y vuelve a empezar.

- Vestido de sirena: necesitarás lucir unos glúteos firmes y fuertes. Apóyate en una mesa y levanta la pierna hacia atrás sin doblar las rodillas, lo más alto que puedas. Realiza 10 repeticiones lentas, descansa y haz 10 repeticiones rápidas. Cambia de pierna y repite todo el ejercicio.

- Vestido con espalda descubierta: fortalece los músculos de la parte alta de la espalda. Consigue unas pesas de 2 kg, eleva los brazos en línea con los hombros, en forma de L hacia arriba y luego júntalos. Repite 20 veces, descansa y haz otras 20.

- Vestido ajustado: fundamental marcar bien los abdominales. Acuéstate con algo de peso en tus manos, acomódalas detrás de la cabeza, estírate, levanta el torso y dobla las rodillas; vuelve a estirarte. Haz 20 repeticiones, descansa y comienza de nuevo.

Con estos ejercicios llegarás a tu boda con una figura envidiable.