Organización

El feng shui en nuestra celebración de boda

feng shui

El feng shui puede parecer un concepto muy alejado del mundo de las bodas, pero en realidad cualquier actividad que implique la organización de un espacio puede estar relacionado con esa disciplina oriental. ¿Os gustaría conocer algunas claves?

Antes que nada, por si alguien tiene dudas al leer el término, ¿qué es el feng shui? Aunque googleándolo lo encontraremos enseguida, os lo definimos rápidamente: se trata de una disciplina oriental, presente tanto en China como en Japón, que se basa en la disposición de los elementos de un espacio para facilitar el tránsito de la energía en él, y por tanto el bienestar de todos los que se encuentren en su interior. Se aplica normalmente al hogar (podemos encontrarnos numerosos libros que nos hablan de ello), pero también se puede llevar más allá y utilizar para nuestro lugar de trabajo, o en este caso el salón en el que vayamos a celebrar nuestra boda. Tanto si creemos en la veracidad del feng shui como si no, puede ser una manera bonita de disponer los elementos de manera que resulten armónicos a la vista.

La forma de colocar las mesas

La mesa presidencial debe colocarse un poco elevada, y las de los invitados, siempre que el espacio lo permita, en zig zag. De esta manera el chi fluirá mejor, según nos dice el feng shui, y comenzaremos nuestra nueva vida tras la boda con energías renovadas. Además, los números pares suelen ser preferibles a los impares.

Los elementos, siempre presentes

Los colores simbolizan los elementos del mundo, según el Tao (la filosofía oriental intrínsecamente unida al feng shui): el amarillo tiene que ver con la tierra, el rojo o el rosa con el fuego, el azul con el agua, el verde con la madera y el blanco con el metal. Se suele decir que el mantel de la mesa presidencial debería estar en consonancia con la tierra (para simbolizar el enraizamiento de la relación tras la boda), y puede ser un bonito detalle componer centros florales en las mesas que utilicen todos los elementos, armonizando así de manera coherente el conjunto.

Si seguir estas pautas os resulta difícil, no os agobiéis… Os recomendamos que busquéis algún manual más extenso de feng shui, ¡seguro que encontráis otros consejos e ideas que podéis adaptar a vuestra boda!