Ellas

El kit que toda novia necesita el día de la boda

girl tries on a wedding dress

El día de tu boda será uno de los más importantes de tu vida, por eso es preciso que ningún imprevisto te lo estropee. Lo mejor será que alguien de tu confianza se lleve un kit con todo lo que necesites. Te contamos todo lo que necesitas para ese día.

Una mujer precavida vale por dos, así que lo primero que deberías echar en esa bolsa es un costurero, por si acaso, ya sabes. En él tendrás que echarte una aguja y dos bobinas de hilo, una que sea blanca y otra de color negro. Nunca se sabe si se te puede saltar un botón del vestido o se le va a descoser un poco el traje al novio. Más vale estar precavida por si eso ocurriera.

El peinado es una de las partes de la novia que más puede sufrir el día de la boda. Por lo que añade al kit unos productos de retoque para el pelo, tales como horquillas, un peine y un poco de laca, te serán de mucha utilidad para domar esos pelos sueltos.

¿Y qué me dices del maquillaje? Porque en la boda sudarás seguro. Así que no olvides poner un neceser con toallitas para eliminar los brillos provocados por el sudor, Tampoco olvides un poco de polvos de maquillaje, un pintalabios, rímel y sombras de ojos.

Cuando se estrenan zapatos pueden aparecer algunas heridas en los pies. No creas que a ti no te sucederá con los zapatos de la boda, por lo que no olvides llevarte unas bailarinas de color blanco para poder bailar sin problemas durante toda la noche. Además, coge unas tiritas y unas plantillas de silicona ideales para rozaduras.

¿Y si de repente te encuentras mal? ¿Qué hacemos? Pues coger una pastilla del botiquín que habremos echado en la bolsa para que un dolor de cabeza no arruine el día. Compra ibuprofeno, paracetamol, protector del estómago y alguno de tus medicamentos habituales. Todo sea por erradicar los dolores y tener una boda insuperable.