Tradiciones

El lanzamiento del ramo de novia, algunos consejos

ramo de novia

Seguramente no queda nadie que desconozca el significado del lanzamiento del ramo de novia, que tantas veces hemos visto en el cine o en series. Si habéis decidido lanzarlo en vuestra boda, os damos algunos consejos y os contamos una variante de lo más divertido.

La tradición de lanzar el ramo de novia en una boda es prácticamente un juego: la novia se pone de espaldas a los invitados, que esperan ansiosos, y arroja el ramo sin saber a quién caerá. Pero el afortunado, sea hombre o mujer, ya tiene su destino sellado. ¡Será el próximo en casarse! Un “augurio” que puede ser maravilloso o nefasto, en el caso de los eternos solteros que no tengan mucha intención de pasar por la vicaría…

Sin duda, puede ser un momento muy divertido. Eso sí, pensad bien antes de decidiros por este pequeño rito si no va a traeros daños colaterales. Si en nuestra boda tenemos a alguien que se va a casar y lo sabemos (un familiar, un amigo cercano), quedará mucho mejor que le regalemos el ramo como símbolo de aprecio, como una manera de transmitir el “testigo” y desear que pase un día tan dichoso como el nuestro. Algunas personas pueden considerar que no hacer esto es una especie de desaire.

 Ramos en miniatura

Puede que no tengamos a ningún casamentero en la ceremonia. Pero, aun así, no nos apetece demasiado deshacernos de ese ramo que hemos pasado tantas horas escogiendo, que queremos conservar a posteriori como un recuerdo imborrable de nuestra boda. No significa que tengamos que renunciar necesariamente al momento del lanzamiento de ramo: antes bien, podemos darle un giro y convertirlo en algo más original aún. Algunas empresas nos fabrican pequeños ramos en miniatura, ya sea con flores o incluso con golosinas, pensando en este momento. Podemos lanzar varios de ellos como si fuera poco menos que una cabalgata de Reyes, de manera que nadie se quede sin su recuerdo. ¡Y sin su oportunidad de ser el siguiente en contraer matrimonio!