Protocolo

El protocolo de los regalos de boda

Wedding post card

El protocolo nos sirve para saber cómo debemos actuar en multitud de ocasiones, ya sea durante una entrevista de trabajo, una reunión con un cliente, una cena con personajes relevantes del panorama actual o, por supuesto, durante una boda.

De hecho, conocer el protocolo te dará la oportunidad de convertirte en la invitada o invitado perfecto, ya que, gracias a él, podrás saber cómo debes vestir si vas a asistir a una boda, cuál es el comportamiento adecuado para las ceremonias cristianas o cuáles son las características que definen al protocolo de los regalos de boda, esta última una cuestión que me gustaría destacar.

Para ello, voy a explicarte cuáles son algunas de las reglas que deberás seguir si quieres saberlo todo sobre los regalos de boda y quedar estupendamente con los novios. ¡Son muy sencillas!

El precio del cubierto

El protocolo nos dice que, para que un regalo de boda sea perfecto, deberá cubrir, como mínimo, el precio del cubierto, aunque yo te aconsejo que, si puedes, el importe sea algo superior a la cuantía del menú para que pagues tu plato y, además, obsequies a los recién casados con una pequeña cantidad monetaria.

¿Qué pasa si no asisto a la boda?

Si te invitan a una boda pero, por un motivo u otro, no puedes asistir al enlace, siempre deberás tener un detalle con los novios para que vean que te acuerdas de ellos y que les deseas lo mejor durante su gran día.

Dinero versus regalos

En la mayoría de los casos, son los propios novios los que establecen el protocolo que se debe seguir a la hora de sorprenderles con un regalo. Y es que, si acompañan la invitación con un número de cuenta bancaria, no habrá duda de que obsequiarles con dinero será la mejor opción. Si, por el contrario, no incluyen esta cifra o la sustituyen por una lista de bodas, lo mejor será que les deleites con un bonito presente, como puede ser un electrodoméstico, un adorno para el hogar o una hermosa cristalería, por ejemplo.

¿Cuándo se entregan los regalos de boda?

Si vas a asistir a un enlace matrimonial dentro de poco y quieres seguir el más estricto protocolo, te recomiendo que entregues tu regalo de boda con, al menos, un mes de antelación y que jamás lo hagas una vez que la ceremonia se haya celebrado debido a que, de este modo, parecerá que el valor de tu obsequio se ha basado en la calidad de la ceremonia.