Protocolo

El protocolo en el coche de la novia

bouquet on wedding car

La llegada de la novia al lugar donde se celebrará la boda es uno de los momentos más esperados tanto de los invitados como del novio, que aguarda, impaciente, a que su amada entre del brazo de su padrino vestida con un maravilloso vestido de novia.

Sin embargo, para arribar al enclave en el que se celebrará la ceremonia es necesario conocer el protocolo que se debe poner en práctica a la hora de subir al vehículo que llevará a la futura esposa a su destino.

En este sentido, una de las primeras cuestiones que se deben tener en cuenta es dónde deberá esperar el automóvil la llegada de la novia, un tema que se resuelve de un modo muy sencillo debido a que el vehículo deberá estar en la puerta de la casa de la futura esposa y el chófer totalmente preparado para recibirla a ella y al padrino.

Siguiendo con el protocolo, llegamos a otro aspecto de gran importancia: ¿dónde tendrá que sentarse la novia? Pues, según las reglas protocolarias, deberá ocupar el asiento que se encuentra en la parte trasera y a la derecha del conductor, es decir, justo detrás del asiento del copiloto. A su izquierda, se situará el padrino, de cuyo brazo entrará al templo religioso o lugar escogido para la celebración de la boda.

En cuanto a la persona que se encargará de conducir el automóvil, lo mejor es elegir a un chófer experto que se encargue de llevar a cabo esta labor. No obstante, si deseas ahorrar algo de dinero lo que puedes hacer es pedírselo a algún familiar, siempre y cuando este no sea el padrino, claro está. De este modo, podrás organizar una boda mucho más económica combinando la elección de un amigo o familiar como chófer con regalos artesanales, una ceremonia íntima y un vestido de novia de segunda mano, entre otros muchos truquitos que harán que tu bolsillo no se resienta.