Ellos

El protocolo para llevar chistera en la boda

chistera boda

¿Una chistera en una boda? ¿En verano? Pues no es algo tan descabellado. De hecho, la moda está resurgiendo: fue uno de los requisitos exigidos por el torero Fran Rivera en su boda en 2013. ¿Cuáles son las normas de protocolo que la acompañan?

Hoy en día nos pueden resultar un poco ridículas y anacrónicas, pero las chisteras fueron en su momento un símbolo de distinción masculina, y desde luego protagonistas indiscutibles de las bodas. Era una prenda que se utilizaba para montar a caballo entre la nobleza inglesa, especialmente en el siglo XIX, y que a la hora de llevarse en celebraciones se lucía sobre todo por la mañana o a media tarde; en todo caso siempre antes de las ocho de la tarde. Si queremos que nuestra boda tenga este toque original y que todos nuestros invitados parezcan auténticos gentlemen, debemos tener en cuenta que este requisito nos lo podemos saltar. Al menos si nos casamos en verano. Imaginad una boda en el sur, a las dos de la tarde y con los invitados cubiertos de esta guisa… ¡Más de uno se iba a acordar de nuestros ancestros! En cambio, si es una boda de noche puede ser un complemento mucho más llevadero.

El chaqué, fiel compañero

Seguro que todos tenemos en mente la iconografía del caballero inglés, estirado y flemático, con su sombrero de copa y su chaqué. Esta prenda es la compañero indiscutible: se puede escoger en negro o gris, y siempre deben ir con una camisa blanca, rígida y sin botones en el cuello. La corbata debe ser preferiblemente gris, y si se puede anudar con un nudo Windsor, mucho mejor (¡auténtico toque british!). En cuanto al pantalón, por último, nada demasiado especial: gris o negro, con rayas verticales discretas; la tela que se utiliza tradicionalmente en Inglaterra es el cheviot.