Protocolo

Elige el vestido perfecto para asistir a una boda

Aunque escoger el vestido idóneo para ser la invitada más bella de una boda no es sencillo, existen ciertas reglas de protocolo que te conviene cumplir si quieres ir vestida a la perfección, las cuales, además, te ayudarán a delimitar tu búsqueda y a conseguir que sea más sencillo encontrar el traje ideal para este acontecimiento.

Para empezar, lo primero que tienes que preguntarte es si la boda será de noche o de día, ya que, para las bodas nocturnas, puedes elegir tanto un vestido largo como uno corto, mientras que en los enlaces que tienen lugar por la mañana es mejor optar por vestidos cortos, aunque estos nunca deben dejar todas las piernas al descubierto, sino que lo ideal es que lleguen, como mínimo, hasta dos dedos por encima de las rodillas.

Por otro lado, el negro y el blanco son dos tonalidades totalmente prohibidas, ya que la primera recuerda a los funerales, debido a que es el color que representa el luto. La segunda, por su parte, suele ser la que utilizan las novias en sus vestidos, por lo que, si usas un traje de color blanco, es posible que dé la sensación de que quieres eclipsar a la novia, así que lo mejor es que evites utilizar esta tonalidad.

Finalmente, también deberás tener en cuenta si la boda es religiosa o civil, ya que, en el primer caso, lo mejor será que evites los escotes demasiado pronunciados o que, al menos, dentro de la iglesia te cubras con un chal, ya que en este tipo de ceremonias es mejor usar trajes algo más recatados. ¡Ya estás lista para elegir el vestido perfecto!