Ellos

En San Valentín, pídele matrimonio

Heart shape of book pages

El día 14 de febrero ha llegado, los amantes están preparados para hacerse entrega de sus respectivos regalos y el amor se celebra en todas partes. Y, aprovechando que nos encontramos en el día de los enamorados, son muchas las cosas que puedes hacer, como descubrir algunas curiosidades sobre San Valentín, realizar una escapada romántica o, por qué no, pedirle matrimonio a tu chica.

Y es que, si te mueres de ganas de casarte con la mujer de tu vida y estás preparado para que ambos empecéis una vida como marido y mujer, olvídate de los regalos convencionales y opta por pedirle que se case contigo de una forma muy romántica en uno de los días más hermosos del año.

Para ello, tienes un amplio abanico de posibilidades entre las que decantarte, como pedirle matrimonio en el mismo lugar en el que os conocisteis, llevarla a una mágica ciudad llena de encanto o arrodillarte frente a ella en vuestro propio hogar, lo que la sorprenderá al máximo debido a que no se esperará esta gran propuesta.

Además, y a diferencia de lo que piensan muchas personas, para pedirle matrimonio a una pareja no es necesario organizar un evento por todo lo alto ni viajar hasta el enclave más recóndito del mundo, sino que llenar una actividad cotidiana de romanticismo puede convertirse en una idea genial para conseguir un “sí” por parte de tu chica.

Así, dar un paseo en bici al atardecer, organizar una merienda en el campo o asistir a una puesta de sol en una bonita playa pueden ser excelentes escenarios para pedirle a tu pareja que se case contigo. ¡Aprovecha este día de San Valentín para demostrarle todo tu amor!