Protocolo

Ensayar la ceremonia…

ensayar_la_ceremonia.thumbnail

El ensayo es una oportunidad más para prepararse mentalmente para la boda, ya que aunque sea llevado a cabo la mayoría de veces como un evento muy casual e informal, te permitirá a tí y a tu pareja visualizar cómo será todo el gran día…

Recuerda que su objetivo principal es, como lo dice su nombre, ensayar los aspectos principales de la ceremonia, por lo que no solamente te involucra a tí y a tu “media naranja” sino también a todos los que tengan una función en la ceremonia como las damas, los padrinos, los niños de las flores, etc.

Y es que como no sabes que pueda salir mal, es mejor prepararse y tratar de reducir las posibilidades de algún error, como que la niña de las flores no sepa hasta donde caminar o que las damas caminen muy rápido o muy despacio…

En general, el ensayo no es un acontecimiento aburrido, sino más bien, una oportunidad de festejar junto a tus familiares y amigos más íntimos, pues generalmente el grupo de gente que asiste a éste es reducido… Así que luego de ensayar los pasos principales de la ceremonia (cuándo y cómo entrará la pareja, quienes se quedan de pie en el altar, etc.) todo el grupo sale a celebrarlo en lo que se conoce como la cena de ensayo, que puede ser tan formal o informal como ustedes deseen.

Personalmente, prefiero las cenas de ensayo que son más casuales, ya que el ambiente es relajado y óptimo para dejar un poco de lado los nervios del gran día (generalmente las cenas de ensayo son un día antes de la boda, aunque puede ser hasta una semana antes). En cuanto a ideas… Bueno, pues hay muchas para que esta cena sea memorable, desde una barbacoa en el patio trasero hasta ir a jugar cartas y apostar un poco, recuerda, lo importante es que lo pasen bien junto a quienes más aprecian. :)