Organización

Entrañables y divertidas bodas entre animales

Just married

Ya que terminamos la semana, vamos a hacerlo con un detalle simpático. ¿Alguna vez os habéis planteado cómo sería una boda entre vuestras mascotas? ¿Si vuestra pareja inseparable de gatos pudiera darse el “sí, quiero” y compartir las raspas de pescado en la salud y la enfermedad?

A nadie debe sorprender que muchos dueños de mascotas decidan escenificar simpáticas bodas entre ellas, y es que se trata de un detalle que, bien organizado (sin que suponga estrés excesivo o un abuso para el animal), puede dar lugar a recuerdos muy entrañables de esos pequeñajos que no dejan de ser parte de nuestra familia. En la sección de mascotas de la web Facilísimo, por ejemplo, nos encontramos el caso de Carmen Quereda, que decidió que su pareja de conejos, la “mandona” Runa y el bonachón Willie, eran tan inseparables que debían unirse simbólicamente por el resto de sus días. Y no podemos evitar esbozar una sonrisa al contemplarles engalanados para la ocasión, él con su traje y ella con su velo.

La página de curiosidades Dogguie también nos enseña un montón de fotos divertidas, no sólo de bodas entre perros y gatos, que podrían ser lo más normal: también nos encontramos una pareja de cerdos e incluso… ¿una cabra? Se diría que no hay límites a la hora de buscar la originalidad…

Compañeros de por vida

Es cierto que todos los ejemplos que os ponemos están recreados para regocijo de los dueños de mascotas. Pero el mundo animal, en contra de lo que solemos pensar, también tiene algunos ejemplos de parejas que “se casan” y deciden estar juntas toda la vida. Son bien conocidos los casos de los pingüinos, férreos defensores de la monogamia, o de las nutrias, que también escogen un compañero por siempre e incluso duermen agarrados de su mano. Sí, esto último lo hacen para evitar ser arrastrados por la corriente… pero no deja de ser una bonita estampa, sin duda.