Organización

Elige la música…

elige_la_musica.thumbnail

La próxima vez que estés viendo la escena más romántica de tu película favorita deténte a pensar cómo sería ésta sin la música de fondo… Quizás perdería la mitad (o más) de emoción, ¿no?

Pues bien, el día de tu boda habrán muchos momentos cumbre, en los cuales será indispensable contar con el acompañamiento perfecto para resaltar todos esos sentimientos: la música. O, ¿puedes imaginar la ceremonia completamente sin música? O ¿qué tal el banquete unicamente con el murmullo de tus invitados como sonido? Así que manos a la obra, debes buscar el repertorio que se adapte a tí, a tu pareja y al estilo de boda que están preparando.

Empieza por la ceremonia, la cual no dá mucho espacio para ser originales, especialmente si se realiza en la Iglesia. Así que generalmente la música por excelencia dentro de la Iglesia es la clásica, y ya es decisión de los novios si ésta es cantada o no, por ejemplo, cuartetos de cuerda con o sin cantantes, una sola voz (barítonos, tenores, sopranos, etc.), tríos o dúos con organistas, etc.

Los momentos más especiales durante la ceremonia son: la entrada de la novia, el intercambio de anillos y consagración del matrimonio, y por último, la salida de los novios, para los cuales tendrás que encontrar la sinfonía que mejor se ajuste.

Luego, la música para el banquete será elegida de acuerdo al estilo de la fiesta. Si se trata de algo muy formal y elegante lo recomedable sería un cuarteto de cuerdas, por ejemplo. Sin embargo, lo común es que la fiesta sea tan moderna y actual como la pareja, así que esto da espacio para escoger la música más in del momento, especialmente si habrá espacio para el baile y la diversión luego del banquete.

Recuerda escoger alguna canción que sea muy especial para ambos para su primer baile como esposos, para cortar  la tarta y para ser despedidos al emprender el viaje de luna de miel. :)