Organización

Galletas de la fortuna para bodas

galletas de la fortuna

Las galletas de la fortuna chinas son uno de esos detalles que gustan a todo el mundo. ¿Se os había ocurrido alguna vez trasladarlas a vuestra boda?

Y es que las bodas son momentos de dicha para la pareja, claro, pero también tienen mucho simbolismo de buena fortuna para quienes asisten. Tenemos el ritual de lanzar el ramo, que dicta quién será la siguiente en contraer matrimonio; incluso algunos menos conocidos como el de las cintas en la tarta para que participen todas las amigas… Así que las galletas chinas de la fortuna pueden encontrar su sitio perfectamente como algo propio de nuestro enlace, siguiendo esta misma línea.

Si no las conocéis, veréis que se trata de algo muy sencillo:  galletas crujientes en cuyo interior se coloca un papel con un augurio del destino. Quien se coma la galleta, obtendrá su “profecía”. Puede ser de cualquier tipo, ¡pero en el día de nuestra boda no vamos a dejar de escribir buenos deseos, está claro! Se suele decir que elaborar galletas de la fortuna chinas no es sencillo, pero si os gusta la repostería, si algún amigo o familiar quiere aportar sus creaciones de este tipo a la boda… aquí tenéis una buena idea para aprender algo nuevo. No os será difícil encontrar recetas en Internet. Aunque si no hay tiempo o preferís no romperos mucho la cabeza, también tenéis páginas como Fábrica de la Suerte para encargarlas ya preparadas, y con el mensaje personalizado que queráis. ¡Más fácil, imposible!

Cómo entregar las galletas

Éste puede ser otro aspecto en el que dejar nuestra impronta. Podemos entregar las galletas una a una al final del banquete, como un presente; introducirlas dentro de una caja  de madera creada para la ocasión, con el nombre de la pareja y la fecha del enlace, utilizar un pastillero personalizado, un envoltorio especial… Claro que siempre existe el problema de que cuanto mejor y más bonita sea la presentación, menos ganas tendrán los invitados de comerse la galleta y romper el encanto.