Organización

Ideas para un reportaje fotográfico pre-boda

Inmortalizar el día de tu boda en multitud de fotografías es algo maravilloso de lo que podrás disfrutar toda la vida. No obstante, no es necesario que te limites al deleite de las fotografías tomadas durante la ceremonia, sino que también puedes pedirle a tu fotógrafo que prepare un reportaje pre-boda donde tu pareja y tú inmortalicéis los momentos más especiales de vuestra relación.

Para ello, podéis elegir un lugar con encanto, como una playa, el campo o un castillo en ruinas, por ejemplo, así como un enclave que simbolice algo especial para vosotros, como el lugar donde os conocisteis o el sitio donde uno le pidió matrimonio al otro. ¡Seguro que ya os está viniendo a la mente el lugar idóneo!

Una vez que hayáis elegido el emplazamiento, el reportaje fotográfico llevado a cabo antes de la boda os ayudará a realizar una primera toma de contacto con vuestro fotógrafo, lo que hará que cojáis confianza y que, el día de la boda, todo salga con naturalidad y podáis tener unas fotografías realmente preciosas para siempre.

Asimismo, una forma muy original de sacarle mucho partido al álbum de fotografías de pre-boda consiste en utilizarlo como libro de firmas, una forma muy personal y cercana de ofrecerles a los invitados un álbum personalizado en el que escribir sus dedicatorias y deseos para los recién casados.

Como ves, disponer de un reportaje fotográfico pre-boda no es algo imprescindible, pero sí una excelente forma de inmortalizar bellos e íntimos momentos junto a tu pareja, así como de establecer una relación de amistad con el fotógrafo que hará que, durante la ceremonia, todo fluya con naturalidad y mucha alegría.