GeneralOrganización

Ideas para una boda minimalista

Wedding table

Son muchas las personas que suelen repetir que lo que quieren es “una boda sencilla”, sin aspavientos, sin nada espectacular. Si se nos ha pasado por la cabeza alguna vez, ¿por qué no convertir la frase hecha en una realidad? Os damos algunas ideas para que la sencillez domine vuestro enlace.

Sencillez no tiene por qué ser sinónimo de aburrido, eso lo sabemos, o de poco elegante. El minimalismo es la nota predominante en el estilo moderno cuando hablamos de decoración, de moda… y también puede trasladarse la misma idea al mundo de las bodas. Lo primero que debe adoptar este estilo son los trajes, tanto el de ella como el de él: deben ser diseños que huyan de la ornamentación y el exceso de detalles, preferiblemente de tela lisa, rectos. La fisonomía de cada persona influirá en la decisión final, claro está, pero éstas son las directrices básicas a seguir. Y también podemos pedir a nuestros invitados que hagan otro tanto, convirtiendo así la boda en una ceremonia temática y haciendo a todos partícipes de nuestro interés por el minimalismo.

Decoración geométrica

La clave del minimalismo en cualquier ámbito se encuentra en escoger figuras que tengan líneas rectas o motivos geométricos básicos. Así que aquí estaríamos, en cierto modo, frente a la antítesis de ese estilo vintage recargado y lleno de arabescos del que hablábamos hace unos días. Lo que predomina en una boda minimalista son los jarrones rectangulares, las sillas y mesas bajas de diseñor recto y, sobre todo y muy importante, la simetría en la disposición de los elementos, ya sean decorativos o funcionales.

En cuanto a los colores, el blanco y el negro deben ser los predominantes, permitiéndose las variaciones en la misma escala cromática: grises o blancos rotos serán bienvenidos, pero nada de tonalidades estridentes, ni siquiera para contrastar. Pronto nos daremos cuenta de que una adecuada combinación de estos aspectos, tan simples de entender y a la vez tan complejos y cargados de posibilidades, aportarán a nuestra boda un toque elegante; perfecto si nos casamos de noche, por ejemplo, o si queremos celebrar una ceremonia íntima con apenas unos cuantos allegados.