Tradiciones

La petición de mano, un antiguo ritual

pedida-de-mano1Antiguamente ninguna pareja llegaba hasta el altar sin que previamente se realizara otra ceremonia que consistía en el pedido de mano de la novia, esto lo hacia el novio directamente a los padres de la muchacha. Este ritual no es otra cosa que la versión un poco más moderna del antiquísimo acuerdo económico que se realizaba entre los padres de los novios que acordaban el matrimonio sin que estos tengan decisión alguna.

En la actualidad, en algunas culturas, aún persisten ceremonias o ritos de estas características pero solamente se circunscriben al aspecto simbólico del pedido de mano. Ya no es necesario siquiera que el muchacho diga las palabras que tanto hemos oído en películas o cuentos: “¿Me concede la mano de su hija?”. A cambio de esta vieja costumbre, lo que suele hacerse es una sencilla comida en la que participan las dos familias y en la que el novio entrega a la novia el anillo de compromiso.

Este anillo de compromiso no es otra cosa que una alianza que el novio colocará en el dedo anular de la mano izquierda de su novia. En algunos casos la muchacha entrega a cambio un reloj al novio. Aunque también hay lugares del mundo en los que previo a esta cena el novio envía ramos de flores para su futura esposa y su futura suegra.

Las cosas se han simplificado mucho en estos tiempos que corren y, vale decir, este compromiso ya es una cuestión que solo pasa por la pareja y que rara vez se haga en presencia de terceros, aunque estos sean simplemente sus familiares más directos.

Aunque debemos admitir que era una bella ceremonia y que a muchas personas sinceramente les apena que la modernidad haya acabado con momentos tan especiales como era el pedido de mano.

Tú, ¿desearías tener una ceremonia de compromiso a la antigua usanza?

Fuente: miboda |      Imagen: mantelerialebourdon