OrganizaciónTradiciones

La tradición de la tarta de bodas

Ya hemos hablado del lugar predominante que ocupa la tarta de bodas dentro del banquete, también hemos visto lo que ha ido evolucionando el concepto de la decoración de la misma hasta llegar incluso a un punto que roza el mayor nivel de extravagancia que podamos imaginar. En lo que nunca nos hemos enfocado es en el origen de esta tradición, pues bien, de eso justamente hablaremos en el artículo de hoy.

Como era de imaginarse la tarta de bodas es diferente según cada país y cultura, pero su origen es una vieja disputa que se da entre ingleses y franceses, por lo que lo que nos queda claro que esta costumbre sea de quien sea la idea original, es europea.

En Inglaterra la costumbre data del medioevo, y consistía en que los invitados llevaran a la boda pequeñas tartas como regalo a la pareja de contrayentes. Estas tartas se apilaban en una torre altísima sobre la que los recién casados debían besarse. Lograr ese desafío era símbolo de ventura y prosperidad.

En Francia en cambio hay dos estilos de tartas nupciales: el coquembouche, que es una torre piramidal hecha con profiteroles y la torre de bizcochos apilados de mayor a menor. Lo curioso es la forma en que los franceses sirven el coquembouche, arrancando un profiterol por vez y entregándoselo al invitado que le corresponda.

De todas formas, sea quien sea que inventó la tradición y tengan la forma que tengan las tartas, lo cierto es que en todas las culturas estas ocupan un lugar de privilegio dentro de los festejos de bodas.

Fuente e imagen: lacocinadejavitxu