Ellos

Los cuidados de los novios antes de la boda

Handsome young man isolated on white background

¡Atención, chicos! Las novias no son las únicas protagonistas de los enlaces matrimoniales, sino que vosotros también os convertís en príncipes durante vuestro gran día. No olvidéis que, sin los novios, las bodas no tendrían sentido.

Es por ello que, al igual que las futuras esposas, los hombres también debéis someteros a ciertos cuidados faciales y corporales para estar fantásticos durante el día de vuestra boda.

Unas técnicas que no tienen por qué ser complejas para los novios debido a que, con unos trucos de belleza rápidos y efectivos como los que aparecen a continuación, se pueden conseguir excelentes resultados.

La limpieza facial

A pesar de que las chicas estamos acostumbradas a limpiar nuestra piel por la mañana y por la noche todos los días, la mayoría de hombres todavía son algo reacios a llevar a cabo este proceso. No obstante, utilizar un gel, un tónico y una crema hidratante adecuados no solo os ayudará a estar fantásticos durante la celebración del casamiento, sino también a tener una piel mucho más luminosa y joven y a conseguir un afeitado profesional y libre de cortes.

El afeitado

Lo mejor es que los novios no se afeiten el mismo día de la boda, ya que, en el caso de aparecer heridas, estas no tendrían tiempo de cicatrizar. Es por ello que lo mejor es que retiréis la barba el día antes del enlace si queréis ir perfectamente afeitados hasta el altar. Asimismo, utilizar un after shave elaborado a base de aloe vera o baba de caracol os ayudará a curar las pequeñas heridas que hayan podido aparecer en un tiempo récord.

Una buena alimentación

Cuidar el cuerpo por dentro es vital para gozar de un maravilloso aspecto por fuera. Así que no os olvidéis de incluir en vuestra dieta, unos meses antes de la boda, multitud de frutas frescas, verduras a la plancha, pescados, legumbres y carnes blancas. Asimismo, también será fundamental que los novios y futuros esposos dejéis a un lado las grasas saturadas y la sal, dos alimentos que provocan que los poros se obstruyan y que la piel se engrase y se vea apagada, acneica y falta de vida.