Ellos

Los preparativos de boda de los novios

Couple in kitchen with newspaper and coffee smiling

Las chicas no son las únicas que se ven envueltas en cientos de preparativos a la hora de organizar su boda, sino que, si eres hombre, sabrás a ciencia cierta, tanto si te has casado como si conoces a alguien que lo haya hecho, que también existen multitud de preparativos de boda para los novios.

Y sí, es cierto; las futuras esposas deben buscar el vestido de novia perfecto, preocuparse por la elección de las alianzas, o el diseño de las invitaciones. Sin embargo, es importante tener en cuenta que este tipo de preparativos de boda no solo conciernen a las mujeres, sino también a los hombres.

Así que, si quieres convertirte en un novio modelo y romper con esa tradición que afirma que son las futuras esposas quienes deben encargarse de prácticamente todo durante la organización de los preparativos de boda, ten en cuenta estos consejos y disfruta al máximo de los meses previos a tu casamiento.

El traje de novio

Al igual que tu chica, tú también tendrás que recorrerte algunas tiendas en busca del traje de novio perfecto, una tarea que deberás llevar a cabo con bastante antelación debido a que, al igual de lo que ocurre con los vestidos de novia, los trajes del futuro esposo también deben someterse a diversos arreglos para adaptarse al cuerpo a las mil maravillas.

Pide consejo

Las mujeres nunca van solas a buscar su vestido de novia, ¿por qué no vas a hacer tú lo mismo? Lo que está claro es que todos necesitamos un poco de ayuda durante la realización de esta tarea. En este sentido, tu padre, tu hermano o tu mejor amigo se convertirán en las personas idóneas para acompañarte durante la elección de tu atuendo.

Implícate

A la hora de organizar los preparativos de boda, es necesario buscar un lugar en el que celebrar el banquete, elegir iglesia si la boda va a ser religiosa u otro tipo de enclave si vas a casarte por lo civil, escoger las flores y la música o confeccionar la lista de invitados, entre otras muchas labores que deberás desempeñar en compañía de tu pareja en lugar de dejarle todo el trabajo a ella.