Ellas

Los trajes de boda a medida se dan cita en Sevilla

traje novia a medida

Si estáis buscando un traje de boda original y único en estos días, no dejéis de prestar atención a lo que surja de la primera muestra de costura nupcial a medida que tendrá lugar en Sevilla, bajo el nombre SIQ Handcraft&Fashion, del 20 al 22 de mayo.

Y es que nadie puede dudar del encanto de los trajes hechos a mano, esos que sabemos que nos acompañarán a nosotros y sólo a nosotros en el día de nuestra boda. El escenario elegido para esta muestra es, además, de excepción: nada menos que el Alcázar de Sevilla, en una incomparable y acertada fusión entre artesanía y arquitectura .

Nueve diseñadores de postín del mundo de las bodas, como los muy conocidos Elio Berhanyer y Vicky Martín Berrocal, se reunirán para mostrar sus trabajos y diseños a todo el que se acerque al evento. Por desgracia, no será abierto al público: sólo contará con un aforo de 200 personas y las invitaciones han sido repartidas personalmente por los diseñadores y personas afines al sector.

Sin embargo, por lo que ha dado a entender en la presentación el concejal de Economía, Empleo, Fiestas Mayores y Turismo, Gregorio Serrano, se trata de una primera toma de contacto entre la ciudad y este mundillo. Se espera que vuelva a repetirse en el futuro, y quizás que se amplíen sus dimensiones y por supuesto sus condiciones de asistencia. La propia Raquel Revuelta, también implicada en la organización, ha comentado en declaraciones a Andalucía Información que espera ver a Sevilla convertida en “la capital de la costura a medida en España”.

 El Alcázar, símbolo del amor

La elección del Alcázar como sede no ha sido meramente oportunista. No es sólo un símbolo de la ciudad: también representa, a través de historias populares, canciones, poemas, la esencia del amor. Muchas parejas acuden aquí a realizar sus fotos de reportaje pre-boda, o incluso eligen pasear en coche de caballos por las inmediaciones antes del enlace para guardar el recuerdo imborrable del momento. Es una muestra más de la confianza en que SIQ Handcraft&Fashion acabe integrándose como parte propia de la ciudad cada año.