Viajes

Luna de miel en una casa rural

casa rural

Hay lunas de miel de todos los tipos, tan variadas como los gustos de la pareja. En lo que sí coinciden muchas personas sin excepción es en el hecho de buscar un tiempo de relax después de la boda. Una casa rural puede ser una idea perfecta para esto.

Si las casas rurales son ideales para que nuestra mente descanse del ajetreo de la vida diaria, imaginad después del torbellino que supone la preparación de una boda. No son pocas las agencias que ofrecen paquetes de viajes de este tipo, o de servicios de turismo rural que preparan packs especiales para luna de miel con muchos añadidos: jacuzzi, champán en la habitación, servicio completo, hidromasaje, tumbonas… Nada que diferencie a la estancia en un lugar de estas características de un hotel, con la diferencia de que en lugar de playa tendremos el silencio de la naturaleza virgen a nuestro alrededor. ¡Merece la pena probar!

Eso sí, si queremos irnos a la aventura, olvidarnos de packs especiales y contratar nosotros mismos la casa rural en un lugar con significado especial (¿quizás el mismo en el que hayamos celebrado nuestra boda?), hay algunas recomendaciones básicas que debemos tener en cuenta. Tal vez sean perogrulladas para quienes estén acostumbrados al turismo rural, pero no está de más recordarlas:

  • Visitar el sitio antes y asegurarnos de las comodidades de que dispone. Nada puede haber más desagradable que encontrarnos de sopetón con que no tenemos agua caliente, no disponemos de cocina… ¡Hay muchos tipos de “ruralidad”, no lo olvidemos!
  • Consultar con los encargados acerca de los insectos y plantas de la zona y comprobar que no van a suponer un trastorno para nuestro descanso, o que no somos alérgicos. No sería un buen colofón el regresar de la luna de miel devorados a picotazos o con ronchas por todo el cuerpo…
  • Comprobar qué actividades hay por la zona, no sólo para sumarnos a alguna sino también para asegurarnos, como antes, de que no van a perturbar esa tranquilidad que buscamos tras la boda. ¿Hay zonas de cámping cercanas? ¿La feria de un pueblo?

¿Sois expertos en alojaros en casas rurales y tenéis algún otro consejo? ¡Contadnos en los comentarios!