Viajes

Minimoons, Lunas de Miel exprés

Honeymoon

La complicada situación económica que estamos viviendo ha provocado que aparezcan multitud de productos y negocios low cost, un sector que también se ha trasladado al universo de las bodas para darles vida a las Minimoons.

¿De qué se trata? Pues de Lunas de Miel que, en lugar de durar varios días o semanas como se estilaba hace un tiempo, tienen una duración mucho más corta, lo que ha provocado que también se conozca a las Minimoons con el nombre de Lunas de Miel exprés.

Desde luego, a mí me parece una estupenda iniciativa, ya que, para disfrutar de un viaje de novios, no es necesario viajar a un lugar remoto y pasar largos días en él, sino que una Luna de Miel corta también puede ser muy apasionante, divertida y emocionante.

Las ventajas de las Minimoons

Aunque a todos nos gusta perdernos en rincones de ensueño durante un largo periodo de tiempo, las Minimoons también están plagadas de ventajas. Y es que hacen posible que podamos ahorrar mucho dinero en nuestros viajes, ya que no es lo mismo pagar tres noches de hotel que diez.

Además, las Minimoons también son ideales para las personas que no tienen demasiada disponibilidad para viajar por temas de trabajo, hijos o cualquier otra cuestión, ya que pueden realizarse durante el fin de semana y son de corta duración.

Otro dato a destacar es que les brindan a los recién casados la posibilidad de descubrir pequeños enclaves plagados de belleza que pueden ser verdaderamente románticos, mágicos y encantadores.

Los mejores destinos

Si vas a apuntarte a la moda de las Minimoons, lo mejor será que elijas destinos que puedan recorrerse en unos pocos días y que no requieran de una larga estancia. En este sentido, yo te aconsejo que realices una escapada romántica a Andorra, Venecia, Brujas, Segovia, Mónaco o cualquier otro país o ciudad que no sea especialmente extenso y que esté plagado de romanticismo.