ConsejosOrganización

Planificar una boda, una tarea delicada

planificar-una-boda-una-tarea-delicada

Planificar una boda lleva aproximadamente un año previo a la fecha que han decidido contraer enlace; puedes hacerlo tú misma, tercerizar esta responsabilidad a empresas o utilizar propuestas 2.0 que también colaboran para que utilizando las herramientas informáticas desde la comodidad de tu hogar puedas ir preparándola acorde a tus tiempos. Casarse es una ceremonia comprendida en dos instancias: el enlace por Institución Civil y la Ceremonia Religiosa, sea cual fuere la que vayas hacer o una combinación debe estar bien organizada.

Puedes preferir una boda pomposa o una boda clásica o una con características cosmopolitas y miles de variables más, quizás tengas 300 invitados o prefieras una ceremonia privada con tus seres más allegados pero esto es una nimiedad con los detalles y todo lo que forma parte de este día tan especial. Si haces una lista, te darás cuenta que son muchas cosas en las que debes enfocarte y que es más sencillo hacerlo con antelación, por ejemplo:

  •  elegir y reservar la iglesia (sea el rito al que pertenezcan)
  • tener en claro cual es el presupuesto que entre ambos manejan
  • la lista de invitados que conforman entre los invitados de la novia y los del novio
  • texto, forma y temática de las invitaciones de la boda (ver como las repartirán y con cuanto tiempo de anticipación)
  • salón donde serán agasajados luego de la ceremonia (sea civil, religiosa o ambas)
  • los diferentes platos y las bebidas que servirán en cada etapa de la celebración
  • el vestido de la novia
  • el traje del novio
  • quien llevará los anillos
  • pastel de bodas
  • el lugar donde armar la lista de casamiento
  • los arreglos florales
  • música de la iglesia y la de la fiesta
  • ubicaciones de los invitados
  • el viaje de bodas
  • algún espectáculo para la fiesta
  • y muchos más.

El deseo de que el evento salga inolvidable para los nuevos esposos y todos los asistentes al evento es común a todas las parejas que se casan, pues en muchas ocasiones soñaste con este día durante mucho tiempo y querrás que sea lo más cercano a eso; la mejor manera de lograrlo es coordinar todo (hasta el último detalle, por más insignificante que te parezca) para que no te sorprenda absolutamente nada. Para eso deberás ir combinando los nuevos planes con aquellos que vas concretando, no perder de vista aquello que ya hiciste es una manera de corroborar que esté bien realizado (para esto puedes reunirte una vez por semana, a fin de chequear lo que se ha producido en esos días) así poco a poco irás armando la agenda nupcial y donde la organización es esencial.

Mientras más se acerque la fecha de la ceremonia, las emociones y sensaciones se combinarán con nervios y ansiedades mientras el amor y el stress pueden complementarse  también en estas instancias finales. Siempre los planes serán estratégicos y acomodados alas posibilidades económicas que manejes, no quieras abarcar más de lo que puedes … trasmite quien eres, que tu esencia humana pueda brillar en cada aspecto y detalle del evento.

Disfruta de cada paso que das sola o acompañada (amiga, familiar o pareja) es un momento especial para hacer brillar tu belleza combinada con la de tu futuro marido, que ese proyecto de vida puedas compartirlo con los invitados de una manera donde las palabras no sean necesarias porque el ambiente expresa los deseos y expectativas para este nuevo trayecto de la vida. Sin más, te dejo una inmensidad de buenos augurios para esta unión de caminos que les dará una plenitud incomparable y un sabor de vida dulce, no es mágico sino que deben comprenderse y comunicarse de modo fluido.