Ellas

¿Qué es el corsage en las novias?

corsage

Ayer os hablábamos del buotoniere como complemento para el traje de novio. Hoy vamos a echar un vistazo a un detalle muy similare: el corsage que pueden llevar las novias.

El ramo de novia parece uno de esos detalles imprescindibles en cualquier boda, pero como sucede con prácticamente todo también existen alternativas. La más popular es el corsage: un detalle floral que se puede colocar en la muñeca, a modo de pulsera o brazalete, y que sustituye al tradicional ramo. Se trata de una costumbre que se ha ido extendiendo desde el mundo anglosajón y que tiene ventajas muy evidentes: la comodidad es la principal, ya que la novia contará siempre con las manos más libres para cualquier cosa y no tendrá que estar pendiente de dónde ha dejado el ramo, o de tenerlo consigo y no perderlo. También es un detalle interesante para combinarlo con el buotonniere de boda. Ya explicamos ayer que lo normal es utilizar un tipo de flor concreta para éste; el corsage puede ir en la misma línea, y al ser un complemento de menor tamaño y mucho más personalizable ambos pueden compartir diseño.

También para las damas de honor

En Estados Unidos es costumbre que haya varias damas de honor en las bodas, normalmente un grupo de amigas íntimas de la novia. En España y el mundo latino, lo normal es que, si la hay, se trate de una sola… Sea como sea, otra característica del corsage es que también pueden lucirlo las mujeres que desempeñen este papel en la boda. Es un bonito detalle que tanto novia como damas de honor compartan el diseño del corsage, y sin duda dará lugar a sesiones fotográficas de lo más divertidas.

No hace falta que nuestro corsage sea una flor natural; en Internet no tendremos problema en encontrar patrones e ideas para fabricarlo nosotros mismos empleando diversos materiales, y evitando así los posibles inconvenientes de una flor (al estar sujeta a la muñeca y en movimiento constante, puede llegar a soltarse o desprender pétalos en los momentos más inoportunos).