Organización

¿Qué es el seating plan?

Wedding guest table

Cuando se empieza a organizar una boda los momentos de ocio de la pareja se llenan de tareas por hacer, entre las que se incluyen elegir el lugar donde se celebrará la ceremonia, escoger el mejor local para festejar el banquete, decidir cómo va a ser la decoración o distribuir a los invitados en las mesas que se ubicarán en el comedor, esta última una de las tareas más complejas, especialmente si se opta por organizar una boda multitudinaria.

Es pues, en este momento, cuando aparece el llamado “seating plan”, que no es más que la elección de la forma en la que se va a colocar a los invitados a la boda en las diferentes mesas que compondrán el lugar donde se celebrará el ágape.

No obstante, aunque parece algo sencillo nos encontramos ante uno de los aspectos más complicados dentro de la organización de una ceremonia, ya que son muchos los elementos que se deben tener en cuenta antes de distribuir a los asistentes.

Y es que, en primer lugar, es importante tener mucho ojo y no ubicar en la misma mesa a dos personas que se lleven mal debido a que, además de encontrarse sumamente incómodas, existe la posibilidad de que se peleen y den al traste con la boda.

En segundo lugar, deberás tener en cuenta a los niños, ya que lo mejor es que se sienten en mesas separadas para no molestar a los adultos. Si algunos son muy pequeños, puedes contratar a una persona que se encargue de su cuidado durante toda la ceremonia.

Por otro lado, otro aspecto a destacar es la mesa de los novios. Y es que, aunque lo habitual es que esta esté ocupada por los recién casados y los padres de ambos, en muchas ocasiones los progenitores no se llevan bien o han fallecido, casos en los que puedes ubicar a otras personas sin ningún problema, ya que, a pesar de que el comportamiento en las bodas tiene un protocolo que debe seguirse, la distribución de las mesas es muy versátil y admite todo tipo de fórmulas.