Organización

¿Qué es un cigar corner?

Cognac and cigar

Con la llegada de la ley antitabaco, han sido muchas las maneras en que se han reinventado los espacios para fumadores. En las bodas, fumar el tradicional puro siempre ha sido un momento inevitable… ¿Cómo podemos permitirlo sin incumplir ninguna normativa?

La idea del cigar corner viene del mundo anglosajón, como podemos inferir fácilmente gracias a su nombre, y es bastante sencilla de realizar. Consiste en habilitar una zona para fumadores específica, ya sea dentro del recinto, si está permitido, o fuera. Hay algunos inconvenientes para esto, claro está; si nos casamos en una época propensa a las lluvias o al frío, si son muchas las personas fumadoras y no les hace gracia tener que apartarse… En todo caso, no hay que olvidar que es una norma de cortesía, tanto por nuestra parte como por la suya, más allá incluso de la obligación. Y no hay por qué entender el cigar corner como una especie de “esquina de los castigados” en la boda, sino que podemos darle un toque mucho más cuidado y decorativo.

Un rincón para los amantes del tabaco

El cigar corner es una elección arriesgada, ya que implica, hasta cierto punto, no repartir los puros por las mesas como se suele hacer. Pero con un poco de ingenio, y sin tener que gastar demasiado esfuerzo o dinero (ambos aspectos que cualquier pareja mirará antes que nada a la hora de preparar los detalles de la boda), podemos darle un estilo mucho más halagüeño a este rincón de lo que cabe imaginar en un principio. Podemos colocar expositores para los puros hechos por encargo, y varios de ellos con diferentes estilos de puro a elegir. También podemos añadir cigarrillos, e incluso, para darle un toque de distinción mayor, algunas bebidas para acompañar: un whisky, un vodka, un brandy… o incluso chocolate y bombones. Seguro que, ante esta visión, quienes tengan que levantarse para fumar no lo harán con gesto huraño.